HNC Home Page
News Business Arts & Life Sports Opinion Calendar Archive About Us
WHO LOVES YA, BABY!: James Putnam, center, indicates who rules in the WAC. Click the Arts&Life index for a link to photos of a triumph deluxe in Reno. / Photo by Patrick Oden

Today's word on journalism

March 17, 2009

Seattle Post-Intelligencer, 1863-2009

"Can Seattle's oldest newspaper be successfully transformed into a child of the information age? The Northwest is a land of big dreams. With the demise of the Soviet Union, one quipster noted that Puget Sound is now home to three empires still bent on global dominion: Microsoft, Amazon.com and Starbuck's. If the stars align properly and with a quality product, Seattle will show the way to a new model for journalism of the written word."

--Joel Connelly, columnist, in today's final print edition of the Seattle Post-Intelligencer

Speak up! Comment on the WORD at

http://tedsword.
blogspot.com/

Feedback and suggestions--printable and otherwise--always welcome. "There are no false opinions."

Los restaurantes de Cache Valley luchan por mantenerse abiertos en tiempos difíciles

By Seth Bracken

Escrito por: Seth Bracken

19 de Febrero, 2009 | LOGAN ­ Asientos vacíos, espacios desolados, sin prisas, sin murmullos; es la peor pesadilla para el dueño de un restaurante. Pero desde hace meses ésta ha sido la realidad de los restaurantes locales, mientras que las cuentas continúan amontonándose.

Joaquín Huerta es dueño y operador de Mi Ranchito de Logan, ubicado en el sur del pueblo justo en la entrada de Providencia. Dijo que por ahora se están aguantando.

"El negocio se ha esfumado," dijo Huerta. "No hay dinero y tengo tres meses de retraso en el pago de la renta del local. No se qué es lo que va a pasar."

El restaurante presume de vender auténtica comida mexicana y por la apariencia de ésta, se nota que son expertos en el arte. El menú está en español y hay aproximadamente 20 fotografías en la pared, para que los que no hablen el idioma sepan lo que están ordenando.

El restaurante abrió sus puertas en mayo del 2008, dijo Huerta. Él es nativo de México y ha estado aquí desde hace algunos años. El precio de la comida oscila entre los $8 dólares, informó.

"Cuando abrimos no teníamos suficiente espacio. Venían demasiadas personas a comer," expresó Huerta.

Debido al impresionante comienzo, Huerta dijo haber tomado un enfoque agresivo del mercado y trató de expandir su local para abarcar una mayor clientela. Hay préstamos, asistencia y entrenamiento a través de organizaciones gubernamentales, dijo.

"Pero todo eso cambió a partir de noviembre del 2008," expresó Huerta.

Ha tenido que despedir a todos sus empleados y ahora el restaurante es operado únicamente por su familia. Huerta, su esposa y sus dos hijas son los únicos empleados en la actualidad.

"No hay labores por hacer, por lo que en realidad no necesitamos empleados," comunicó Huerta.

La economía no está afectando justamente a los restaurantes nuevos como a los restaurantes destinados al servicio familiar. Callaway's en Smithfield ha servido en Cache Valley por años y ahora solo está alcanzando récordes bajos.

Hubo una baja brusca en las ventas desde hace varios meses, dijo la gerente Michelle Hower.

"Desde hace nueve meses estamos desesperados por recibir ayuda," dijo Howell. "Pero las ventas han ido mermando desde noviembre."

Tratan de luchar por el contencioso negocio pero es difícil ya que el costo de la comida está subiendo, dijo Howell. Para poder recortar los costos suspendieron el servicio a domicilio, iniciaron un especial diario por $7.95 y disminuyeron las jornadas de todos sus trabajadores, expresó Howell.

"Hay menos horas para cada uno, dijo Howell. "Como en esta noche, que teníamos dos clientes y vendimos menos de $100."

Para mantenernos a flote, el restaurante necesita vender aproximadamente $2000 en el fin de semana y hasta menos de la mitad de eso durante una jornada nocturna en los días de semana, expresó Howell.

"Todavía no estamos en demasiado pánico," dijo ella. "Pero esto ha sido lo peor que he visto en mis siete años aquí. De hecho, produce un abismo en mi estomago"

Los dueños del Callaway's se encuentran en Park City tratando de abrir un nuevo local, y esperan ganar suficiente dinero como para sacar a flote al local de Smithfield, dijo Howell.

"Estamos luchando por continuar con las puertas abiertas," expresó.

Callaway's es un restaurante superior con precios que oscilan los $15. Sirven pizza, pasta y filetes. Está diseñado elegantemente con paredes en madera y muchas cabinas reservadas.

Los restaurantes locales que venden comida rápida y más económica también han sido afectados. El Royal Express se abriga entre un salón de belleza y un centro de karate. Sería un poco fácil perderse si no fuera por los egg rolls, por el pollo al general Tso's y por todos los deliciosos platos, cuyos aromas se transmiten a través del aire en la franja del estacionamiento comercial.

Tony Wang, hijo del dueño, trata de mantenerse positivo sobre el negocio y está esperando que las ventas suban un poco.

"No es que esté empeorando;" dijo Wang. "Hemos tenido casi el mismo nivel en las ventas, pero en definitiva sí están bajando."

La gente está comprando menos, hay menos clientes y utilizan más cupones, expresó Wang. Pero en vez recortar el presupuesto, estamos tratando de incrementar la calidad de la comida para atraer más clientela y para que ellos mismos sean los que se alejen de la competencia, dijo Wang.

También hay un negocio familiar que para poder mantenerse ha permitido que se retiren todos sus empleados y que sólo uno se quede, expresó Wang.

"El año pasado vendimos alrededor del 30 ó 40 por ciento más que ahora, dijo Wang. "En este momento sólo tratamos de mantener nuestras cabezas emergidas."

Traducido por: Anavel Alcantara

NW
MS

Copyright 1997-2009 Utah State University Department of Journalism & Communication, Logan UT 84322, (435) 797-3292
Best viewed 800 x 600.